Fashion

El mensaje y el discurso

3 Agosto, 2011

Pasadas las elecciones, y dejados de lado, por lo menos por ahora, los cuestionamientos al origen y antecedentes del gobierno, hemos observado los jaloneos a la hora de conformar el gabinete, la interminable lista de nombres y candidatos, y la seguidilla de viajes que algunos consideraron innecesarios. Un gabinete multicolor, que puede ser interesante para muchos, pero también presentar ya fricciones en su seno, como el que se menciona ya ocurre entre el ministro de Economía Luis Castilla y quien fuera el considerado bolo fijo en esa cartera, el ex funcionario toledista, Kurt Burneo.

Las discusiones en el Consejo de Ministros pueden ser fascinantes para quienes venimos de las canteras de las ciencias sociales, pero también interminables disputas que pueden terminar con el ministro de Salud- como dijo Aldo Mariátegui-regresar al doctor Alberto Tejada su función de árbitro, y también postergar la toma de decisiones en un país como el nuestro, pleno de urgencias.  
Pero sin lugar a dudas, lo que generaba tanto o más expectativa era el primer discurso presidencial. Y a decir verdad fue moderado y conciliador. Ahí, el presidente Humala ofreció mantener un equilibrio fiscal, respetar los TLC, combatir la informalidad, la corrupción, todo esto dentro del marco de crecimiento sin exclusión.
También ofreció llevar a cabo la Pensión 65, elevar el salario mínimo vital y privilegiar el uso doméstico del gas, tal como lo había ofrecido en su campaña. En otras palabras, transó en algunos aspectos, pero no en otros.
Leer Mas

Puno: entre el error y la inacción

10 Julio, 2011

Luego de muchas semanas, el problema de Puno sigue pendiente. A casi tres meses de las protestas que dejaron cinco muertes como saldo, la destrucción de locales públicos y privados, apenas hay una suerte de tregua.

Sin embargo, lo que queda claro por enésima vez es la incapacidad del estado para resolver problemas en una zona clave para el país donde existe la minería formal e informal, el contrabando, narcotráfico y el extremismo, representado en el Movadef y otros grupos afines.
Días antes de las elecciones, el problema fue dantesco, y luego de ver las imágenes en la televisión, a los ciudadanos nos dejó la sensación de la gravedad del problema y la convulsión social que podía generar un conflicto no resuelto, en medio de elecciones disputadas y algunas frases delirantes que hablaban de fraude.
Como si esto no fuera poco, se sumó la demora y la inacción del gobierno para resolver el conflicto, que costaba una vez más pérdidas humanas y económicas para la región y la economía del país.
Puno es un ciudad estratégica, pero requiere una institucionalidad por parte del estado y, según nuestro entrevistado Paulo Vilca, un replanteamiento de las condiciones en las que opera la minería en la zona, y por supuesto, el combate a la minería informal, factores que ocasionaron, según Vilca, la penosa situación que una vez más nos tocó vivir, haciendo añicos esa percepción que avanzamos hacia el desarrollo y la estabilidad.
Leer Mas

El Perú en la dimensión desconocida

6 Junio, 2011

Conocido el resultado de las elecciones, para usar una frase de moda, tenemos más dudas que certezas. El Perú ha elegido a un candidato que no ha deslindado sus vínculos con Chávez, un oficial que no ha demostrado vocación democrática al levantarse dos veces en armas, que por un lado declara a Sendero como grupo beligerante, pero también se le sindica como violador de derechos humanos en los tiempos que sirvió en el Ejército combatiendo a Sendero.

Incluso, según su novísimo socio, Javier Diez-Canseco, el flamante presidente tiene vínculos con Vladimiro Montesinos.
La señora Fujimori, por su parte, tiene el estigma del apellido, y un movimiento también de rasgos autoritarios pero en nuestra opinión más fácil de controlar que el candidato elegido.
Quizás a Keiko Fujimori le faltó enfatizar mucho más el tema de la inclusión social, tanto como lo hizo con el tema del crecimiento económico. Y en este sentido, puede tener razón el periodista Ramón Lobo del diario español El País, cuando en su artículo de hoy “Perú, capital Lisboa” opina que muchos votantes se cansaron de “…lo que digan los mercados y de tanta macroeconomía que provoca aplausos en el exterior pero no llena los bolsillos de la mayoría de los peruanos".
La primera tarea urgente de Ollanta Humala será terminar de convencer a los sectores que no lo ven con simpatía, un 50% de la población que incluye a los empresarios, clases medias, y la Policía Nacional, con quien, por cierto, va tener una relación tirante por el Andahuaylazo.
Leer Mas

El estado y la minería informal

5 Mayo, 2011

 

La informalidad es quizá el problema más grave y no solucionado de la economía peruana. Alrededor del 60 por ciento de la actividad económica es informal. Es decir, no está registrada, no emite recibos ni comprobantes, no posee planillas. Sus empleados casi siempre trabajan en situaciones desventajosas. No tienen acceso al crédito, entre otros problemas acuciantes.
De todas las actividades productivas la minera es la más -con razón o sin razón- resistida, a pesar que contamos con ingentes recursos mineros y altos precios y cuyos ingresos, por cierto, deberíamos gastar mejor.
Si la gran minería formal ha estado afectada por conflictos sociales u otros aspectos, la informal ha sido prácticamente olvidada pese a que muchos compatriotas,- se habla de un millón de personas- viven de ella y representan un gran potencial.
Las experiencias exitosas como GAMA (Gestión Ambiental para la Minería Artesanal) con el apoyo de la Cooperación Suiza realizada en la sierra sur del país, de las que nos habla el sociólogo Percy Bobadilla en esta edición, son o deberían ser replicadas en otras zonas del país, pero el estado y algunos intereses externos han impedido una vez más su continua puesta en marcha y asumirla como una estrategia eficaz dentro de una necesidad urgente de formalización, especialmente si se tiene en cuenta que  es riguroso con los aspectos ecológicos, considerando que uno de los cuestionamientos frecuentes a la minería formal e informal es el probable riesgo que representa para la naturaleza. Por otro lado, gracias a este proyecto, ya existen compañías formalizadas que exportan por 2 millones de dólares. Nada mal para ser empresas nuevas.
Leer Mas

La política de la adrenalina

6 Abril, 2011

Cuando hace algunos años, comentábamos con nuestras amistades lo ocurrido el 2006 y la presencia de Ollanta Humala en la escena política nos decían que estábamos exagerando, que el Perú es otro país, que el consumo se disparaba y nos tildaban de aguafiestas, negativos o palabras por el estilo.

Hoy, cinco años después estamos prácticamente en la misma situación. Un tiempo en el que la propaganda estatal nos ha bombardeado de cifras, convenios y gastronomía por doquier, y mucha parte de la prensa ha estado entretenida con los líos de nuestra pseudo farándula.
Mientras esto ocurría y recibíamos la bendición de las entidades financieras internacionales, la caja del BCR reventaba de reservas, Ancash la región que más dinero recibía por canon minero era la que menos ejecutaba de su presupuesto público, algo sobre lo que también nos habla nuestro columnista Germán Lench en esta edición.
Pero no sólo eso, ninguna reforma se acometió, la tímida reforma educativa se suspendió, la del estado se paralizó, la inseguridad con la subversión y delincuencia aumentó y la convulsión también, espantando la inversión. En fin, la prosperidad y estabilidad se limitaba a muy pocas y unas cuantas zonas, generalmente urbanas.
En el resto del país, especialmente la sierra sur y la selva, y aún en zonas de sierra de Lima, la situación no mejoró. Casi 10 años después de un crecimiento económico de tasas chinas, la pobreza es-si las cifras son correctas- de 30%. Es decir, aproximadamente 9 millones de peruanos se encuentran en esa situación y más de 2 millones no comen.
Leer Mas

¡Seguridad, por favor!

1 Marzo, 2011

Uno de los problemas seculares en los últimos tiempos, que se ha agudizado, es la seguridad ciudadana. Un fenómeno que nos afecta de modo transversal y democrático, es decir, sin distinción de raza, credo o posición social.

La inseguridad en las calles es una de las características de nuestra ciudad, pero también de nuestro país. Todos los días vemos y escuchamos noticias sobre crímenes y delitos, muchos hemos sido alguna vez víctimas de esta ola de delincuencia que convierte a nuestra ciudad y a nuestro país en un lugar poco recomendable para vivir. Esto se puede ver desde los escaperos de ciertas zonas de Lima, los marcas, aquellos que hacen “mudanzas”, por así decir, los estafadores por teléfono, los ladrones de autos, equipos y un sinfín de modalidades que tardaríamos en enumerar.
No podemos desconocer que la criminalidad es problemática en ciudades grandes como Miami o Detroit, en EE.UU., con tasas tres veces más altas que el promedio nacional (Danielle Kurtzleben en US News, Yahoo News el 18/2/2011).
Pero el problema de Lima es que no sólo los delitos han aumentado su incidencia, en vez de disminuir con el supuesto aumento de la prosperidad económica, y según el gobierno, reducción significativa de la pobreza. Contrariamente, en los últimos años la criminalidad ha incrementado su presencia y violencia. Si antes los ladrones se contentaban con sacarle a uno la billetera subrepticiamente, hoy nadie está libre de una paliza, un tajo o una agresión sexual, y delitos como el narcotráfico, la extorsión en el norte, el contrabando, las clonaciones de tarjeta de crédito y también la execrable trata de personas con fines sexuales, esclavizante y mendaz, se ha incrementado escandalosa y peligrosamente. Y también las violaciones y la pedofilia.
Leer Mas

Justicia pendiente

30 Enero, 2011

Cualquier ciudadano que haya tenido que ir al Poder Judicial ha vivido una vía crucis. Sea por su falta de predictibilidad, sus plazos interminables, o su indolencia.

Desde siempre, la justicia peruana ha tenido estos problemas, pero quizás el más grave sea el de su independencia. A través de su historia, el Poder Judicial siempre ha sido presionado o influido por el poder económico y político de turno. En los últimos cuarenta años hemos visto generales, asesores, políticos e incluso presidentes que lo han buscado o usado como un brazo de extensión.
Además de esta situación, de por sí grave, la administración de justicia exhibe otras carencias: falta de personal calificado, órganos de control ineficientes, pobre infraestructura e incluso espacios reducidos donde se almacenan legajos o de expedientes de 100, 200 o 300 páginas, cuales mamotretos, procesos interminables y burocratización. Esto para no hablar, por ejemplo, de la corrupción, la duración de las audiencias y la lectura de fallos.
La justicia es pues para el común de los ciudadanos, con pocas excepciones, un mal producto, un mal servicio, que no solamente no soluciona los conflictos entre las partes sino los agrava, o a veces, increíblemente los crea, como cuando ordena medidas sin evaluar su impacto económico, habeas corpus o medidas cautelares sin unidad de criterio, o sin criterio, o falla de manera distinta en casos similares.
Leer Mas