Abril, el mes de las letras en el mundo

La propuesta del escritor valenciano Vicente Clavel Andrés, allá por 1926, de celebrar cada 23 de abril, como ayer, el Día del Idioma Castellano, no fue una casualidad.

Ese día, de 1616, murió el mayor genio de la literatura española, Miguel de Cervantes Saavedra, cuya monumental obra El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha es el mayor éxtasis de las letras castellanas.

Con lo anterior, la UNESCO no se equivocó cuando en 1995 declaró al 23 de abril como Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. Lo hizo, además, porque en esa misma fecha también fallecieron otros dos grandes de la literatura universal: el inglés William Shakespeare, autor de la afamada obra Romeo y Julieta, y el cronista Gómez Suárez de Figueroa, apodado Inca Garcilaso de la Vega, para orgullo de todos los peruanos, considerado el primer mestizo biológico-espiritual del Perú, por cuya obra Los Comentarios Reales de los Incas pudimos conocer gran parte del legado histórico-cultural de nuestra sociedad precolombina. El idioma español o castellano es universal.

Casi 500 millones de personas lo tienen como idioma materno y es la segunda lengua materna del planeta, después del chino mandarín.

La proyección de hispanohablantes en el mundo es ascendente, pues del 7% que registró la ONU en el 2017 se calcula que en 3 o 4 generaciones adelante, el 10% de la población mundial serán hispanoparlantes. En nuestro país conmemoramos el 2 de abril, el Día Mundial del Libro Infantil, que es también el Día del Abogado o del letrado; sin embargo, todavía preocupa que solo el 35% de peruanos haya leído un libro en su vida.

Mientras nuestra Biblioteca Nacional recibe 500,000 lectores al año, Colombia, el país más culto de la región, ese mismo número lo tiene en solo un mes. A los peruanos nos cuesta leer. No es verdad que aquel que lee lo hace porque “le es nacido”. No. La lectura es una actitud y se afirma con el ejemplo en casa leyendo -cuentos, diarios, revistas, etc.,- y la motivación profesional en el colegio.

Debemos leer y mucho, pues cuanto más lo hagamos, entonces mejor hablaremos, y siempre seremos libres, alejados del yugo y de las cadenas de la ignorancia y del engaño.

*Internacionalista

*Decano de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP)

Artículo publicado en el Diario "Correo" 23/4/19

Reproducido con autorización