AGROBANCO- MEF: Relación que debe cambiar

Una de las brechas que limitan la competitividad del productor agropecuario es que el 91% de las 2,260,973 Unidades Agropecuarias no acceden al crédito. Ante los rumores que hubieron sobre la desaparición de AGROBANCO- con el equipo del MEF que lamentablemente sigue siendo el mismo, pese a que se dijo que sería renovado- la ex ministra de Economía y Finanzas (MEF), Claudia Cooper, negó que el gobierno tenga en sus planes el cierre de Agrobanco, tal como se venía especulando.

“El problema es el modelo crediticio, eso es lo que tenemos que corregir. Queremos que el dinero llegue al agricultor”, señaló Cooper. “No hay ninguna posibilidad de dejar desatendido a los agricultores que necesitan créditos”, subrayó la ministra.

Refirió que el MEF tiene previsto este año realizar un aporte adicional de S/ 450 millones para Agrobanco, a fin de que siga otorgando créditos. “Pero queremos proceder a una reestructuración del banco que implique no seguir aportando dinero que no llegue al agricultor”, subrayó.

Entonces ha llegado el momento que el Ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, diga a los agricultores del Perú que va a pasar con esta entidad.

La actual política económica ha reducido a su mínima expresión la influencia que tenía el Ministerio de Agricultura y Riego en la elaboración y aplicación de una política sectorial y cede esa atribución al MEF que no es especializada en la temática agraria, y termina siendo la que define la política sectorial de forma equivocada, pensando únicamente en reducir el déficit fiscal que está en (-3.5%).

Esta situación ha generado una mínima influencia del MINAGRI en la formulación y aplicación de una política sectorial en temas arancelarios, tributarios, financieros, competencia desleal con países que subsidian a su agricultura firmas de los TLC´s, entre otros aspectos.

El sector agrario tiene elevado riesgo y limitado acceso a Servicios Financieros, por la existencia de diversos factores que afectan a la producción (clima, agua, infraestructura, servicios públicos, entre otros) y comercialización (transporte, almacenaje, mercado, etc.).

Ante la poca cobertura del sistema formal, queda a los pequeños y minifundistas recurrir a los informales (prestamistas, habilitadores, intermediarios) o, no utilizar créditos. En la medida que los agricultores con menos de 10 hectáreas poseen, en conjunto, el 61% de la tierra apta para la agricultura, resulta imprescindible poner en marcha una alternativa que apoye los esfuerzos para reconvertir la pequeña agricultura, incrementar la productividad y generar mayor valor a la producción en el campo.

Ésta es la verdad de la situación actual de AGROBANCO y que no se dice, es manejada por el MEF:

Deterioro de Cartera: Cartera Alto Riesgo: S/ 720 MM (refinanciada+ vencida + judicial) explicado por cartera No Minorista y Café, Mora: 38%

Restricción de Liquidez y Financiamiento: Desembolsos restringidos, Fuentes de financiamiento cerradas, Uso de la caja para pago de obligaciones financieras y gastos administrativos.

Deficiencias en la Estructura Organizacional y Recursos: Personal 504: 43% en Oficinas y 57% en el Campo, Insuficiente tecnología crediticia, Pobre calidad de información

Solvencia Patrimonial Comprometida: Pérdida patrimonial cercana a superar el límite regulatorio (SBS).

Lo que se debe hacer es consolidar y expandir la cartera de colocaciones en el sector agrario, repotenciándolo, con preferencia hacia la agricultura de pequeña y mediana escala, y a los agricultores con cadenas de alto potencial económico y de empleo, financiar procesos de renovación de plantaciones de café y de otros cultivos permanentes de importancia socio-económica a nivel nacional y/o regional, extender fondos e instrumentos de financiamiento público y privado para la capitalización agraria (tierras, ganado, equipamiento), tanto a nivel predial como de organizaciones, asociaciones y cooperativas. 

Con reformas políticas, cambios institucionales y mejores niveles de inversión, el crecimiento del PBI agrícola en Perú podría alcanzar el 4 o 5% al año. No se debe olvidar que el sector puede seguir siendo un gran factor del crecimiento.