Inicio Nosotros Contáctenos
Lima, Lunes 28 de Mayo del 2018  
COLUMNA DEL MES
Siria: la masacre que nadie puede parar
* Miguel Ángel Rodríguez Mackay
(Publicado el 01/03/2018)

Las escalofriantes imágenes de Guta Oriental, ciudad de las afueras de Damasco, capital de Siria, además de causar horror y desolación a las más de 400 mil personas que se encuentran allí atrapadas, preocupan, y mucho, al mundo entero.

El ejército del sanguinario Bashar al Assad, cuya apariencia personal -es médico de profesión- pareciera no delatarlo como a otros tiranos, ha llegado muy lejos, provocando un estado de barbarie. Pero no lo ha hecho solo. Rusia, su mayor aliado estratégico en la región, es su más importante cómplice y, por tanto, la responsabilidad internacional será para ambos gobiernos, que en algún momento tendrán que responder.

Los gobiernos de Al Assad y Vladímir Putin son responsables penalmente de una masacre que el mundo entero no solo condena con energía, sino que espera que no quede en la impunidad. A pesar del cese el fuego y la tregua que fueron anunciados el último sábado, los ataques desenfrenados contra las zonas rebeldes que Damasco considera terroristas no se han detenido y ya van cerca de 600 muertos y 1200 heridos tan solo en los últimos días.

La voz y la actuación de la ONU han brillado por su ausencia. El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, no ha mostrado la energía esperada para condenar la masacre, es decir, no ha sido capaz de no titubear y con los pantalones bien puestos decirle a Rusia que su arremetida aérea contra zonas con importante presencia de población civil será objeto de responsabilidad penal internacional.

El escenario se vuelve cada vez más complejo. Es verdad que poco puede hacer el Consejo de Seguridad, donde el veto de Moscú se da por descontado, pero lo es también que la ONU no puede permanecer impávida haciendo la finta que condena el crimen sistemático cuando no lo ha hecho. Así las cosas, el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y sus normas, como los Convenios de Ginebra de 1949, están por los suelos. La idea de que en la guerra no todo vale parece ser una tremenda mentira.

 

*Analista Internacional

Decano de la Facultad de Derecho y Relaciones Internacionales-Universidad Tecnológica del Perú

Publicado en el diario “Correo”, el 2 /3/18

Reproducido con la autorización del autor

 

  En esta edición
  Documentos de interés
Inicio | Nosotros | Contáctenos | Términos y Condiciones
Copyright © 2009 - 2012 | DETRÁS DE LA CORTINA
Todos los Derechos Reservados
[ Visitas: 348029 ]