Inicio Nosotros Contáctenos
Lima, Sábado 16 de Deciembre del 2017  
COLUMNA DEL MES
Réquiem para el pequeño agricultor y 40 millones de soles para la campaña
* Yuri Vivar Miranda
(Publicado el 03/08/2010)

La disponibilidad corriente del AGROBANCO se vería incrementada, por arte de un incumplimiento o por sortilegios del accionar político, en S/. 40 millones de soles, lo que significa aproximadamente el  13% de su capital social y un poco más del 91% del capital disponible con el que contaba al cierre del 2009. 

Esta situación no tendría nada de criticable, si no fuera porque el dinero fresco que ingresa a las arcas del AGROBANCO provienen de los 15 millones de dólares que fueron destinados por la Ley 29264 de Reestructuración de la  Deuda Agraria, a adquirir y refinanciar la deuda vencida al 31 de diciembre del 2007 de los agricultores que producto de los fenómenos climáticos no pudieron cancelar sus créditos a las instituciones financieras privadas.
 
El 4 de Octubre del 2008 el Congreso de la República promulgó la mencionada ley y pese a la disponibilidad de los 15 millones de dólares (que entonces al tipo de cambio sumaban poco más de 47 millones de soles, y de los cuales, sólo por efecto del tipo de cambio, ya se perdió algo de 6 millones de soles) tanto el Ejecutivo como las instituciones financieras incumplieron flagrantemente dicha ley, sin que hasta la fecha se haya adquirido o refinanciado deuda privada alguna y por el contrario a ocasionado que muchos agricultores pierdan su propiedades, único sustento económico de sus familias.
 
El 11 de Febrero del 2010 se promulgó una especie de reglamentación de dicha Ley mediante el D.S. 009-2010, que limitaba la cobertura hasta S/. 45,000.00 soles (se puede entender que la suma es alta o razonable, sin embargo la deuda original fue mucho menor, solo que se capitalizó con intereses que van desde el 22 al 99% anual) la misma que en el mejor de los casos solo alcanzaría al 16% de universo para la que fue concebida la Ley cuya deuda capital suma S/. 8, 085,290, porque luego de promulgado el Decreto Supremo el Ministerio de Economía y Finanzas firma un Convenio de Confianza con AGROBANCO, que fija los mecanismos de adquisición y administración de la cartera, dentro de ellos se establece que el Agrobanco debe adquirir la deuda principal (Capital) con tasas de descuentos que van desde el 10 hasta el 90% del capital.
 
Conociendo la lógica capitalista y rentista de las instituciones financieras y sabiendo que la Ejecución de garantías les da tasas que van muchas veces más allá del 500% de rentabilidad, lo probable es que se nieguen a vender la deuda agraria, con lo que el AGROBANCO y el Gobierno Central dispondrían de 40 Millones de Soles adicionales para la campaña 2009 – 2010 (Agrícola).
 
La ley establece que el producto de la cancelación de las cuotas a refinanciar por los agricultores se utilice en Asistencia Técnica. El convenio de confianza le da otra connotación y contempla que el remanente, luego de la adquisición, se utilice en asistencia técnica, pero como solo está en juego una cartera de un poco más de 8 millones de soles, los mismos que difícilmente serán aceptados bajo esas condiciones por las instituciones financieras, el poder ejecutivo, de la mano con el Congreso (que hasta la fecha no discute esa ley) se ha hecho de 40 millones de soles para la Campaña “Agrícola”, mientras por lo menos 5,000 familias viven en la zozobra pues podrían perder sus terrenos, casas y plantaciones o sembríos.
 
El Presidente de la República indicó que para el caso de la Condonación de las deudas de los prestatarios del Banco de Materiales, fue un abuso que en el pasado se hayan ofrecido créditos a personas que lo habían perdido todo y que no tenían como asumir esas deudas y sus intereses, a partir de esta premisa se condona la deuda a los prestatarios del BANMAT por un monto de 175 millones de soles y se está llevando a cabo el proceso financiero.
 
La ley de Reestructuración de la Deuda Agraria no se aplica porque el decreto y el convenio de confianza no contemplan el objetivo y espíritu de la ley, que es adquirir la deuda privada de los pequeños agricultores por parte del AGROBANCO, no para condonarlos, sino para refinanciarlos en 5 años. A aquellos que también perdieron todo con el Fenómeno del Niño.
 
Dos casos, cuyas causas para la no cancelación de la deuda son similares, pero que no están siendo tratados con el equilibrio gubernamental, son: la condonación de la deuda del BANMAT que solo es social, pues no genera Valor Agregado, y por otro lado, la Refinanciación del Crédito Agropecuario – que no es condonación, y genera inversión productiva que redituará en el crecimiento del sector. ¿Entonces por qué el gobierno no cumple la Ley y actúa con la misma ligereza como lo hizo en el caso del Banco de Materiales?
 
Al parecer la respuesta es sencilla: si los deudores del BANMAT no pagan, el estado difícilmente rematará sus casas. En consecuencia, no favorece a ningún grupo de poder económico, pero redituará beneficios políticos. Si los deudores agrarios no pagan, los grupos financieros privados se benefician con la Venta o Adjudicación de Miles de Hectáreas, las mismas que por su estratégica ubicación (costa y selva) se revalorizan considerablemente tal como lo vimos líneas arriba y adicionalmente el Ejecutivo obtiene 40 millones de soles. Así de simple es la cosa.
.
 
 
 
 
 

  En esta edición
  Documentos de interés
Inicio | Nosotros | Contáctenos | Términos y Condiciones
Copyright © 2009 - 2012 | DETRÁS DE LA CORTINA
Todos los Derechos Reservados
[ Visitas: 306435 ]